Llama Gratis al 900 90 81 30 - Despachos en Toda España
Vota
La Ley de Segunda Oportunidad es una ley española que entró en vigor el año 2015. Se ideó con un objetivo muy claro: dar una solución a los deudores personas físicas que, de buena fe, se declaran insolventes. Ser insolvente significa no poder pagar tus deudas y, a la vez, mantener una vida digna.

El mecanismo que ha facultado la Ley de Segunda Oportunidad es muy similar al concurso de acreedores de personas jurídicas. La diferencia principal radica en que el concurso de acreedores finaliza con la extinción de la persona jurídica pero, lógicamente, en personas físicas es imposible.

 

¿Cómo funciona la Ley de Segunda Oportunidad?

La Ley de Segunda Oportunidad permite, en primer lugar, la realización de un acuerdo extrajudicial de pagos, consistente en una reunión entre acreedores y el particular, acompañado por un notario. El objetivo es llegar a un acuerdo de pago que se ajuste a la situación de insolvencia del particular.

Este acuerdo extrajudicial permitirá liberar y extinguir las deudas. Se configurará entonces un plan de pagos mediante el cual el deudor pagará aquello que pueda durante 5 años y, al finalizar dicho plazo, se extinguirán el resto de deudas pendientes.

 

¿A quién afecta la Ley de Segunda Oportunidad?

La Ley de la Segunda Oportunidad ha sido ideada para que profesionales particulares, familias, autónomos y trabajadores por cuenta ajena puedan liberarse de las deudas, ofreciendo mecanismos de pago a largo plazo.

Así como en España se rescató a los bancos durante la crisis que aún perdura, ahora existe todo un procedimiento amparado por la Ley de la Segunda Oportunidad que permite liberar de las deudas a las personas físicas insolventes que no puedan hacerles frente, llegando incluso a cancelarlas si les es imposible pagarlas.

 

¿Quién puede acogerse a la Ley de Segunda Oportunidad?

Cualquier persona física que no pueda pagar sus deudas puede acudir a la Ley de Segunda Oportunidad.

El requisito indispensable para que una persona esté legitimada es que sea un deudor de buena fe. La buena fe del deudor significa que debe haber actuado de acuerdo a la moral y los principios que por regla general rigen los acuerdos. De no ser así, por ejemplo si es deudor insolvente por negligencia grave o ha cometido actos ilícitos como la estafa o delitos contra la Seguridad social, no tendrá la posibilidad de acogerse a la Ley.

 

¿Cómo puedo acogerme a la Ley de Segunda Oportunidad?

Lo primero que debes hacer es ver si tu situación puede ser susceptible de acogimiento a la Ley de Segunda Oportunidad. A continuación te exponemos una serie de situaciones muy habituales entre los españoles, y que son claros ejemplos para acogerse al procedimiento.

  • Tengo varios préstamos y no me llega el sueldo a final de mes.
  • Cerré mi empresa y me quedó una deuda personal que no puedo pagar.
  • Tengo una hipoteca pero no puedo hacer frente a las cuotas.
  • El banco ha iniciado un proceso contra mí en los juzgados.
  • Mi situación económica actual no es la misma de hace años, tengo serias dificultades en mantener una vida digna.
  • Estoy en paro y no encuentro trabajo, me cuesta llegar a final de mes.
  • Soy avalista de una deuda cuyo deudor principal no está pagando.
  • Me he separado, mi pareja no hace frente a su parte de los créditos y me reclaman a mí el 100% de las deudas.
  • Firmé una dación en pago, pero aún así se me ha mantenido la deuda. He leído que es una práctica abusiva.

Si te has sentido identificado con alguna de ellas o, directamente, estás viviendo una de estas situaciones, no lo dudes y reclama tu segunda oportunidad.

Aconsejamos que cualquier procedimiento, ya sea el de renegociación con las entidades bancarias, así como otros trámites, lo hagas con la ayuda de un experto. Nuestra recomendación es que lo hagas con tu abogado de confianza o con un abogado especializado en derecho bancario.

 

¿La Ley de Segunda Oportunidad existe?

Esta pregunta parece de broma, pero no lo es. La cantidad de gente que sigue dudando de su existencia y vigencia, dos años después de su entrada en vigor, no tiene ninguna explicación. Puedes desconocer su efectividad, pero no negarla.

Es decir, la respuesta es sí, la Ley de Segunda Oportunidad existe. No sólo con eso, sus efectos reales están creciendo exponencialmente a medida que la gente va conociéndola mejor. Es por eso que, si aún tienes dudas, te invitamos a que visites esta web sobre estadísticas de la Ley de Segunda Oportunidad para que puedas visualizar el crecimiento que está teniendo.

 


Existe una salida, no dejes pasar el tiempo y actúa.

Somos una empresa española, formada por economistas, abogados, corredores de seguros y expertos analistas financieros, con más de 20 años de experiencia en el asesoramiento asegurador, bancario y empresarial a diferentes corporaciones, pymes y particulares.

Somos uno de los precursores en la acogida de personas físicas a la Ley de la Segunda Oportunidad.

Podemos concertar una cita en la localización que mejor le convenga. Tenemos oficinas en todas las provincias de España.

Cancelar mis deudas

Tenemos abogados en todas las provincias de España. 

Centralita abierta de 9:00 a 21:00 horas de Lunes a Viernes. Teléfono de contacto: 687 458 237.

Déjate ayudar y confía en nosotros.