Llama Gratis al 900 90 81 30 - Despachos en Toda España
Vota

Por culpa del mal ciclo económico pasado por familias y empresas, muchos nos vemos obligados a buscar alternativas. ¿Para qué? Para que rebajen o anulen la deuda total que tenemos que soportar. Una situación de impagos parece un gran problema, pero con la ayuda legal indicada estos malos tragos tienen solución. ¿Conocías la posible prescripción de tus deudas?

¿Tienes deudas tanto con la administración pública como con entidades privadas? ¿No conoces la posibilidad de la prescripción de las deudas? ¿Quieres saber cuáles son los requisitos para solicitar la cancelación de tus deudas?

La manera de empezar el proceso, es asegurarse que las deudas contraídas superan el marco temporal establecido por la ley. Como se fija en el Artículo 1961 del Código Civil “Las acciones prescriben por el mero lapso del tiempo fijado por la ley.”

Es decir, las posibles maniobras para poder cancelar las deudas pendientes de pago dependen del tiempo de prescripción establecido por el marco legal vinculante. Si el acreedor no ha reclamado el importe de la deuda antes de la prescripción establecido por la ley en cada caso. La deuda puede ser cancelada. En España, en este caso, para poder anular tus deudas habrá que fijarse en los artículos 1961 y 1975 del Código Civil.

Requisitos previamente cumplidos por el deudor para la prescripción de deudas

  • Si se cumple que el acreedor no haya emprendido acciones judiciales o extrajudiciales. Esto es, envío de cartas, requerimiento de presencia ante notario o acciones de conciliación con el deudor.
  • La veracidad de la deuda no ha sido reconocida por el deudor.

El plazo de prescripción de la deuda puede variar. Depende del tipo de acreedor o de otros factores. Aquí te señalamos unos cuantos:

  • Deudas hipotecarias: plazo de 20 años desde la fecha de vencimiento inicialmente establecida. Fijada en el préstamo hipotecario.
  • Deudas con Hacienda: gracias al artículo 66 de la Ley General Tributaria, este tipo de deudas prescriben a los 4 años.

 

Ayuda financiera, cancelar tus deudas prescritas
Anular todo tipo de deudas es posible

  • Deudas de suministros: si no conoces a lo que nos referimos con “suministros”, son facturas de teléfono, gas o electricidad entre otros. Este tipo de deudas son las que más costará saber el plazo de prescripción indicado para poder negociar tus deudas prescritas. ¿Por qué? Las jurisprudencias dictan diferentes sentencias debido a la diferente interpretación de los suministros. Sin embargo, el plazo irá de 3 a 5 años si se interpreta que se afecta a consumidores o usuarios. O si se regula según el derecho aplicable a los pagos por plazos. 
  • Deudas de alquiler: prescripción de 5 años para pagar deudas contraídas por alquileres de fincas rústicas y urbanas.
  • Deudas bancarias: las reclamaciones ya sean de capital o de intereses, se pueden notificar dentro de un plazo de 5 años gracias al nuevo marco legal.
  • Deudas con la Seguridad Social: la Administración como acreedor no podrá reclamar el pago de la deuda ni poner sanciones como se dictamina en el artículo 42 del Real Decreto 1415/2004. Una vez se haya cumplido el mismo plazo de 4 años que en la Agencia Tributaria. Si dentro del marco temporal establecido, la Administración interrumpe con una reclamación de cobro la prescripción de la deuda quedará cancelada.

Más allá de toda esta información, la prescripción de deudas no es un proceso rápido. Se tendrá que justificar en el momento que reclames tus deudas. Demostrando que se ha superado el plazo de tiempo establecido por ley.

Infórmate y deja que expertos en resolución de deudas te ayuden a acelerar y facilitar todos los trámites con la justicia y la administración. Conocer tus derechos y ser asesorado apropiadamente. Estas claves te podrán salvar de más de un disgusto por culpa de deudas que podrían estar ya prescritas.